viernes, 21 de marzo de 2014

Garzón ve "necesario" el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática andaluz, que cree que "se puede mejorar"


para DIME/ DGMD

Garzón ve "necesario" el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática andaluz, que cree que "se puede mejorar"


SEVILLA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha calificado de "bueno" y "necesario" el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática impulsado por el Gobierno andaluz, que además, considera, "se puede mejorar", incluyendo algunos aspectos que están presentes en su "espíritu" pero que, a su juicio, deberían quedar explícitamente recogidos.
   En rueda de prensa para presentar la Unión de Juristas Independientes de Andalucía, Garzón ha aludido en este sentido a "un mecanismo de verdad y de recepción de esa verdad y participación de las víctimas" como un añadido que sería "muy oportuno".
   La iniciativa, según el jurista, recoge "en gran parte" las reivindicaciones de las víctimas, ubicándolas en "un lugar que hasta ahora les ha sido negado no solo con la inaplicación de la Ley de Memoria Histórica de 2007, sino por una voluntad política gravemente equivocada del actual Gobierno de la nación, que antepone otros intereses a aquellos que significan el encuentro, que en este caso sí pretende ser definitivo, de España con su pasado, que es presente".
   En opinión de Garzón, "en tanto que haya personas desaparecidas respecto a las cuales no se sepa su ubicación, y que los poderes públicos no hagan todo lo necesario para que esa situación ilícita no concluya, no podremos decir que estamos en disposición de salir de ninguna crisis, que está mucho más arraigada que los meros aspectos económicos".
   Por ello, para el exjuez de la Audiencia Nacional, iniciativas como el anteproyecto de la Junta, para que "esa reparación se ubique donde corresponde y, además, se parta de una frontal oposición a la línea de negacionismo que se viene detectando en algunos sectores de España y a nivel internacional", son "fundamentales".
   Por otro lado, y sobre la obligatoriedad de retirada de monumentos franquistas, Garzón ha destacado que "no es cuestión de ajustes con nadie, sino que no podemos, en aras a lo que es una reparación simbólica, básica para las víctimas, mantener una serie de símbolos o espacios que claramente agreden no solo la memoria, sino a las propias víctimas, que aún están en esa posición de indefensión".